Menu

La savia nueva del Cabildo

  • Por  Redacción/ Fotos: Cedidas
La savia nueva del Cabildo

Jóvenes representantes de las siglas políticas que irrumpen en la primera institución toman la palabra para explicar sus fórmulas de gobierno y oposición.


 

 

Tomás López, consejero electo por Somos Lanzarote

“El problema para gobernar no seremos nosotros”

 

¿Lanzarote progresa adecuadamente al dar paso a nuevas formaciones políticas?

Sí, esta sociedad está madurando democráticamente. Que se instaure un sistema democrático no significa que inmediatamente se democraticen las mentalidades ni que se madure políticamente, eso lleva su tiempo. Desafortunadamente, hemos vivido y estamos viviendo una crisis brutal, pero al mismo tiempo esa crisis ha servido para que mucha gente se dé cuenta de que parte de nuestros males como sociedad están en las viejas formas de hacer política.

El PSOE dice que se dio un giro a la izquierda, ¿comparte esa afirmación?

Creo que es algo más que un giro a la izquierda. Hasta ahora se ha pendulado, en cada proceso electoral, entre la derecha y una supuesta izquierda representada por el PSOE. Sin embargo, cada vez más gente está convencida de que detrás de ambas organizaciones, al igual que de Coalición Canaria en el caso de las Islas, existen poderes, al márgenes de la democracia, que condicionan sus decisiones, y que lo hacen contra el interés general. También somos cada vez más los que consideramos que hay demasiados vicios, como la corrupción o el clientelismo, que estos partidos no quieren eliminar, porque forma parte de su forma de entender la política. Es frente a eso que surgen opciones transformadoras como Somos Lanzarote.

Su programa le exige estar en el gobierno, ¿pactará o es partidario de una oposición que brinde apoyos?

La voluntad de Somos Lanzarote es sacar a adelante su proyecto de transformación para la isla, que además creemos que urge. Un programa de regeneración democrática, participación ciudadana, respeto a los derechos sociales y laborales, defensa de lo público, del territorio y de la identidad cultural. El problema para gobernar, por lo tanto, no seremos nosotros, que queremos trabajar en ese sentido. Distinto es que los partidos tradicionales prefieran pactar entre ellos porque así podrán seguir con sus imputados o sin gobernar para la mayoría. Pero no será por nosotros.

Entonces ¿qué nos llevaría al verdadero cambio de rumbo político?

Que lo hiciésemos entre todos y todas. Si la política es hoy lo que es, lo es por las malas mañas de unos, pero también por la dejación de otros muchos, que han considerado que la política se debe dejar a esa especie de casta. Si más gente se implicase podrían cambiar muchas cosas. La política no la haremos quienes hemos sido elegidos, sino que seremos herramientas de la ciudadanía dentro de las instituciones. Pero para eso también hace falta implicación ciudadana.

La abstención vuelve a índices pasados, ¿apatía ciudadana o divorcio entre electores y política?

Ambas cosas. Y eso es lo que hay que cambiar. Un amigo me felicitaba el día de las elecciones diciéndome que "era la primera vez que felicitaba a un político". Yo le dije que quizás era porque yo no soy un político. Tenemos que desterrar el concepto de "clase política". Yo soy un ciudadano de Lanzarote, un trabajador, una persona que defiende su ideología, y que acepta una responsabilidad, en este caso como consejero, pero no para pertenecer a otra clase, sino para defender a su clase, al resto de ciudadanos y trabajadores, dentro de una institución, con el respaldo de una formación como Somos Lanzarote.

  

Carlos Meca, consejero electo por Podemos.

“La manera tradicional de hacer política en la isla ya no sirve”

 

Podemos es una de las nuevas formaciones que irrumpe en la política insular ¿Considera que se ha creado una especie de frente popular contra los partidos tradicionales?

Los datos son incontestables. De 2011 a 2015, los votos a los partidos con voluntad transformadora (Podemos, Somos, IU) se han multiplicado por tres mientras que CC, PP y PIL han perdido la tercera parte de sus apoyos. No sé si alcanza el rango de frente popular, pero lo que sí se ha creado es una conciencia de que la manera tradicional de hacer política ya no sirve y de que hay partidos con capacidad de llegar a ser mayoritarios dispuestos a romper con esas formas que tanta desigualdad han provocado.

El discurso de regeneración que expresan pide prácticas diferentes a las actuales, ¿existe en su partido interés por llevarlo a cabo? ¿Hay voluntad de gobierno?

La labor de Podemos desde sus inicios ya ha supuesto el ejercicio de unas prácticas radicalmente nuevas. La forma abierta en que se han discutido y aprobado los documentos de organización interna, para que fuese discutido por miles de ciudadanos de todo el país, el sistema de primarias abiertas para la elección de cargos internos y candidatos, y el sistema elegido para financiar la campaña electoral, a través de microcréditos de los inscritos en Podemos para no depender de nadie, ya dejan a las claras que hay una voluntad de romper con ciertas dinámicas de descrédito político. Se ha contado con las mejores cabezas del país para asesorarnos en cuanto a las medidas económicas que pueden sacarnos del agujero en que estamos metidos tras los recortes, las privatizaciones y corrupción, hay una voluntad de gobernar y demostrar que las cosas se pueden hacer de otra manera.

AC 25M tuvo mucha fuerza pero se quedó anclado en el "cuanto peor les va a ellos mejor para nosotros". ¿Cree el votante comprenderá esa postura si se diera nuevamente?

La experiencia de Alternativa Ciudadana es muy importante para nosotros. Es cierto que se anclaron en esa postura y que pudo ser un elemento que impidió su crecimiento, pero también concurrieron otros factores que contribuyeron a ello. Un discurso a ratos excluyente y, posiblemente, las actitudes personalistas y sectarias tuvieron mucho que ver en el estancamiento de esa opción política, que en estas elecciones, bajo el nombre de Somos, ha obtenido al Cabildo exactamente el mismo número de votos que en 2003, cuando se presentó por primera vez con las siglas de AC25m. Cualquier opción con voluntad transformadora y de gobierno debe tener en cuenta esos elementos para no repetir errores del pasado.

El nuevo mapa político insular hace más diversa y plural la sociedad y en consecuencia la política isleña

Absolutamente. La llegada de Podemos al escenario político insular ha supuesto que una parte importante de la ciudadanía haya encontrado al fin un espejo en el que ver reflejadas sus inquietudes, y esto es muy valioso para la pluralidad democrática y para recuperar la ilusión por la política, algo que es fundamental en estos tiempos.

Qué le preocupa más a Podemos desbloquear el PIOL o sellar un Pacto por el Empleo que exija mayor inversión en formación y trabajo?

Si se trata de priorizar preocupaciones, ahora mismo creemos que es más importante la generación de empleo. No es de recibo que Lanzarote mantenga un 31% de paro con los hoteles llenos y que la pobreza y las desigualdades no dejen de aumentar. Eso sí, intentando que sea un empleo que contribuya a diversificar el tejido económico. En cuanto al Plan Insular, no se trata tanto de desbloquearlo como de replantearlo, en la medida en que, afrontado de manera valiente y teniendo claro que la obligación de un gobierno insular es defender los intereses de la gente de esta isla y no solo los de unos cuantos empresarios, el PIOL puede ser un instrumento de primer orden para generar beneficios sociales.

 

Benjamín Perdomo, consejero electo por Ciudadanos

“Dudo que otras formaciones estén dispuestas a un pacto anticorrupción”

 

Pasados los comicios Ciudadanos en Lanzarote se han mostrado satisfechos con los resultados ¿lo esperaba realmente?

-Es cierto que hemos arrancado con un gran tirón gracias a nuestra figura nacional Alberto Rivera y también a nuestro programa porque una cara sola no ayuda a sacar los votos conseguidos.

Defiende acciones como la lucha anticorrupción, la creación de empleo, la reducción de asesores. ¿Eso quiere decir que está dispuesto a los pactos?

Nuestros retos desde la oposición serán como bien dices la lucha contra la corrupción y sobre todo hacer una oposición termómetro. Debemos conseguir que la ciudadanía vea en nosotros que si apoyamos algo es porque se hacen bien las cosas pero si no seremos implacables en no dejar que se comentan atropellos. Respecto al dialogo por supuesto que estamos encantados en hablar con todos y de todo lo que no sé los demás estarán encantados de firmar nuestro pacto anticorrupción.

Generalmente se critica el desinterés de la juventud por la política, ¿siente que los jóvenes están cambiando el chip o echa de menos más implicación?

Pienso que los jóvenes deberían de implicarse más en la política, acercarse más a ella. Creíamos que estas elecciones el voto de entre 18 a 23 años y iba a subir y al final hubo la mayor abstención conocida. Algo estamos haciendo mal que no conseguimos arrastrar en masa a la sociedad el día de las elecciones.

¿Qué diría que le molesta o enfurece más respecto a las políticas aplicadas desde el Cabildo en los últimos años?

Me enfurece que se oculten informes, me enfurece ver una oposición que sólo sabe decir NO, me enfurece que no se pongan de acuerdo para abordar los verdaderos asuntos de interés insular... A partir de ahora habrá que hacer política con palabras mayores tendremos que trabajar todos por el bien del pueblo y la mayoría. Debemos dejar a un lado los egos y los personalismos y aunar esfuerzos.

El modelo de desarrollo alcanzado en la isla hace tiempo demanda un giro radical, ¿hacia dónde enfoca Ciudadanos este cambio?

No estoy de acuerdo, no necesitamos un giro radical sería absurdo creernos que debemos dejar caer el turismo y dedicarnos a plantar batatas como dicen otros partidos. Debemos fortalecer, afianzar y regenerar el turismo. Debemos dar la posibilidad a otros municipios de desarrollarse turísticamente de modo sostenible. Nosotros proponemos un turismo sectorial como el deportivo, ambiental y rural, acorde y sin romper nuestra calidad de Reserva de la Biosfera. Además debemos trabajar al unísono para que todo vaya hacia las energías limpias y el auto-abastecimiento. Sobre la creación debemos sacar el PIOT para que haya estabilidad jurídica con ello vamos atraer inversión y en consecuencia trabajo.

Ciudadanos se ha topado en la contienda electoral con un campaña que lo liga al PP o al menos a esa forma de entender la política, ¿Se considera más de derechas o de izquierdas?

Somos de CENTRO ni de un lado ni de otro de centro. Para que se haga una idea no hemos hablado con nadie de pactos, sin embargo, aquellos que nos tachaban de marca blanca (Podemos) son los únicos que han hablado con el PSOE para gobernar. Ahora me pregunto quién es la marca blanca de quién.

 

 

subir