Menu

San Bartolomé logra paralizar la instalación de jaulas marinas en el litoral de Playa Honda

Pérez ha señalado que “el proyecto deberá someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria, ya que podría tener efectos significativos sobre el medio ambiente al estar en Zona Especial de Conservación de los Sebadales de Guasimeta"

 

Redacción/Fotos: Cedidas

 

El Ayuntamiento de San Bartolomé ha logrado la paralización del proyecto de instalación de jaulas marinas en el litoral de Playa Honda al ser tenidas en cuenta las alegaciones técnicas y jurídicas presentadas ante la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental con el objeto de evitar que la empresa Yaizatún instale una explotación en la costa de Playa Honda, Tías y Arrecife.

 

El alcalde de San Bartolomé, Isidro Pérez, ha señalado que “gracias a esas alegaciones, la empresa, en lugar de hacer una evaluación ambiental simplificada, deberá realizar una evaluación ordinaria debido, principalmente, a que el área sobre la que se pretende la concesión se incluye en su gran mayoría dentro de la Zona Especial de Conservación ‘Sebadales de Guasimeta’, integrada en la red Natura 2.000’, una evaluación mucho más compleja con unos requisitos que lo hacen prácticamente incompatible”.

 

Además, ha afirmado que la instalación de jaulas marinas en plena zona de sebadales es totalmente incompatible e incumple con las actividades permitidas en la zona ZEC, “ya que supondría la total destrucción de la flora y la fauna de toda la costa afectada”. Otra afección importante, ha recalcado, “son los problemas que generaría en las actividades aeroportuarias, ya que las jaulas marinas son un foco de atracción de aves”, entre otros perjuicios.

 

Isidro Pérez ha agradecido la labor del equipo jurídico y técnico del Ayuntamiento “que ha demostrado una vez más su solvencia, logrando que se acepten las alegaciones presentadas y que se desestime la propuesta inicial de la empresa”, y ha destacado, además, que los informes presentados por San Bartolomé han estado en sintonía con las alegaciones presentadas por otros municipios, administraciones públicas, y diversas organizaciones que consideraban desfavorable la instalación de las jaulas.

 

Al respecto, ha señalado que la labor del equipo de Gobierno municipal “siempre será la de defender los intereses de las vecinas y vecinos del municipio y de los ciudadanos de Lanzarote, entendiendo que es una auténtica aberración que se lleve a cabo un proyecto de estas características en primera línea de la costa de Playa Honda”.

 

Finalmente, ha enviado un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía “ya que esta nueva situación evita la instalación de esas 56 jaulas flotantes para el cultivo intenso de dorada, lubina y atún al municipio”.

 

subir