Menu

El sector hotelero de Lanzarote sigue "en estado crítico"

La patronal desmiente el repunte de las reservas y asegura que la inestabilidad actual mantiene el cero turístico

 

Redacción/Fotos: Cedidas



A pesar de la inminente finalización del Estado de Alarma y los optimistas titulares difundidos en distintos medios de comunicación respecto a las halagüeñas previsiones de un portal de reservas en Internet (Destinia.com) o las declaraciones de la Ministra de Industria Comercio y Turismo, Reyes Maroto, respecto a los desplazamientos de Península a Canarias y Baleares, el sector del turismo insular continúa su viacrucis a la espera de una mejora que no llega y que se estima pueda retrasarse más allá del verano.



Con pérdidas históricas, la patronal hotelera de Lanzarote –ASOLAN- centra sus esperanzas en la campaña de vacunación como medida esencial para reactivar la actividad suspendida desde el inicio de la pandemia. “Los datos reales no coinciden con las estimaciones que se realizan en las redes, la situación es de extrema preocupación, atravesamos un momento crítico a las puertas de una nueva temporada, y acelerar el ritmo de la inmunización parece ser la única posibilidad”, apuntan desde la patronal.



Aunque pueda haber una tendencia al alza en las búsquedas detectadas en Internet en las últimas semanas, lo cierto es que el cero turístico se mantiene en Canarias, y en consecuencia en Lanzarote: ”No hay ningún repunte de las reservas del turismo nacional ni internacional”, lamenta el sector.



El fin del Estado de Alarma, previsto para el 9 de mayo, da luz verde a los desplazamientos y a la movilidad entre Comunidades Autónomas, no obstante, las medidas sanitarias adoptadas en cada región, en función de los casos registrados, mantiene en vilo la temporada de verano.



Tampoco es positiva la situación de los países de los que provienen mayoritariamente los turistas que llegan a la isla. Alemania por ejemplo, mantiene una situación muy seria a decir de sus autoridades incluso se prevén mayores restricciones. Esta circunstancia de incertidumbre en los países emisores frena aún más las posibles las reservas.

subir