Menu

El columpio mágico que esperan los niños de Argana

Los vecinos de este barrio capitalino recrean un original parque infantil como protesta por la carencia de servicios básicos que tiene la localidad

 

Redacción/Fotos: Cedidas

 

“¡Qué bien Irene, hace por lo menos dos años que no me columpiaba!”. Así de feliz se expresaba Zahara, una niña de nueve años, cuando en su barrio sus monitores educativos, pertenecientes a la Asociación La Vida es Zuaina, instalaron un columpio en el abandonado parque infantil de la zona.

 

Desde ese momento hasta hoy han pasado dos años. “A aquel columpio nunca lo vi parado durante las semanas que estuvo colocado”, rememora Irene Martínez, coordinadora del proyecto. En la actualidad, si algún niño quiere columpiarse en el barrio de Argana tiene que caminar kilómetros.

 

Los parques infantiles de la localidad se encuentran en total estado de abandono, dejando a los más de 1.800 niños menores de 14 años residentes en el barrio sin espacios de ocio y entretenimiento. Las distintas entidades vecinales y sociales de Argana han reclamado en diversas ocasiones una mejora de estas instalaciones, sin embargo, hasta la fecha la respuesta del Ayuntamiento, administración responsable del mantenimiento e instalación de estos parques.

 

“Pero en Argana, que este Carnaval hemos sido aprendices de brujas y brujos buenos... hemos convertido a nuestro parque, durante un ratito, en un parque normal, con vayas, árboles y columpios. En Argana, somos aprendices y hacemos magia, aunque todavía los casi 2.000 niños y niñas no hayamos podido columpiarrse. Todavía”, se lamentan desde la asociación.

 

La voluntad y la imaginación les lleva a un suspiro alegre: "Irene, ya tenemos columpio!". Esto dijo Omi, de 11 años, el otro día, cuando la única estructura del parque terminó de romperse y quedó suelta una tabla que se movía. Hasta que se caiga es el único columpio de Argana.

 

 

subir