Menu

La búsqueda del equilibrio

Por Miguel Paez

 

Estos días se está llevando a cabo una consulta ciudadana sobre el plan de ordenación de los recursos naturales del parque natural del archipiélago chinijo. Este documento va a permitir que el parque vuelva a tener vigencia, pero además que se pueda elaborar un nuevo plan rector ya que el anterior había sido anulado por la justicia en 2016. Sin lugar a dudas este proceso es una oportunidad para poner sobre la mesa varias cuestiones relacionadas con la protección del medio, un asunto que ha condicionado la vida de los gracioseros en las últimas décadas.


Sería bueno plantear que no toda la gente de La Graciosa quiere vivir en un espacio protegido, es verdad que hay un sentimiento de afecto hacia el entorno, pero hay quien cree que siendo parque natural no se puede hacer nada, que todo son prohibiciones, y la figura de protección en si misma les produce rechazo. Por otro lado, hay personas que aun creyendo que la normativa no es la más adecuada apuestan porque este sí que sea un lugar protegido. Para mí aquí está la clave, no puede haber un parque natural en un lugar habitado si la población, en general, no se encuentra a gusto. Ya en el plan de 2006 no se recogieron las aportaciones de la ciudadanía y en esta ocasión no se puede volver a caer en el mismo error. Es necesario que todas las partes, en la medida de lo posible, intentemos llegar a acuerdos.


Sería positivo que la normativa que se apruebe busque el equilibrio, que tenga en cuenta la protección del entorno natural, y patrimonial, pero que no pierda de vista que aquí viven personas. Estaría bien que se pudiera trabajar con normalidad y que se planificaran los servicios necesarios para que la población desarrolle su vida dignamente. Sin lugar a dudas esta búsqueda del equilibrio no es tarea fácil, pero hay que intentarlo.


Este no es un problema único de La Graciosa, el mundo en general se enfrenta a un dilema parecido, cómo continuar con una sociedad de consumo sin alterar el equilibrio de la naturaleza.

subir